miércoles, 25 de febrero de 2015

Los Ancares

Este es el hogar del urogallo, ese ave galliforme que sigue pareciendo mitológico aún cuando se sabe que es real. Convive en este reino con los lobos, los corzos y lo jabalíes, a los que podrás cruzarte si te animas a llevar tus pasos por algunas de las rutas que discurren entre robles, castaños, hayas, abedules y hasta las mediterráneas encinas (¡en pleno Atlántico!). Sus bosques son paraísos en verde, pobladísimos. Hay para elegir: Aciñeiral de Cruzul, el Souto de Agüeira, la Devesa de Rogueira, el de Cabana Vella y la Fraga de Marronda, donde están las hayas más occidentales del sur de Europa. Es difícil encontrarse con un oso, pero no es imposible. Aquí la naturaleza es muy generosa.
Aparte, no te pierdas las pallozas, construcciones prerromanas.

(Tendencias)

No hay comentarios: