lunes, 20 de junio de 2016

Vinos de La Mancha

Se contabilizan 180.000 hectáreas inscritas en esta denominación, repartidas entre términos municipales de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo, y que constituyen la mayor agrupación vitícola del mundo.
A pesar de la vasta extensión, la zona presenta una gran uniformidad geográfica. El clima también es muy uniforme, con una escasa pluviosidad y temperaturas que oscilan entre los -10 °C en invierno y los 40 °C en verano. Los terrenos, a una altitud de 700 m, son calizos y muy uniformes.
La mayor extensión se dedica al cultivo de la cepa blanca airen; entre las cepas tintas, la principal es la cencibel, de gran calidad.
Predomina la producción de vinos blancos, francos y ligeros, pero también se elaboran rosados frutales y frescos. Por último, los tintos de cencibel jóvenes o sometidos a una moderada crianza en madera de roble originan vinos de un grato paladar, suaves y de fácil paso de boca.
La crianza de los vinos tiene una duración mínima de dos años naturales, y se realiza en barricas de roble de 1.000 l de capacidad máxima.


GRADUACIÓN ALCOHÓLICA
Blancos 10-14% vol.
Rosados 10-14% vol.
Tintos 11-15% vol,
Espumosos 10,5-13% vol.

No hay comentarios: