lunes, 17 de octubre de 2016

Aguardiente de Ojén - Málaga

El aguardiente de Ojén, de tipo anisado y dulce se elaboró a partir del vino procedente de las uvas de los viñedos que por entonces abundaban en el municipio al que se le añadía matalahúva como ingrediente aromático.
Para su destilación se utilizaban alambiques que eran calentados con madera de enebro y posteriormente rebajado con agua hasta alcanzar los 40 grados. No se conoce a ciencia cierta el tipo de uva utilizado pero casi con toda seguridad que era del tipo moscatel ya que ésta es la que mas abunda en toda la zona.
Fue en 1830 cuando el ojeneto Pedro Morales invirtió la fortuna que hizo fuera del pueblo para fundar una destilería de aguardiente en Ojén.
El resultado fue un licor de mediana graduación , anisado y dulce de gran calidad que le valió el prestigio y fama no sólo en España, sino en buena parte del mundo, hasta tal punto que el nombre de Ojén se utilizó como una denominación genérica de aguardiente dulce y de calidad. De todos es ya sabido la consagrada "una copita de ojén" acompañado de los siete golpecitos que daban música a este antiguo eslogan publicitario que aún hoy perdura y se repite por toda España.
A finales del siglo XIX la filoxera (pequeño insecto que ataca la raiz de la vid hasta matarla) produjo una epidemia en buena parte del viñedo europeo. En Ojén fue devastador hasta tal punto que desaparacen buena parte de los viñedos aquí existentes. 

En 1920 se produce el cierre de la destilería. Fue un duro golpe económico ya que eran muchas las familias que vivían del aguardiente. 
A principios de los 70 del siglo pasado Juan Espada Fernández intentó sin éxito, devolver al pueblo ese aguardiente famoso creando una fábrica. El esfuerzo cayó en saco roto.
La fama de nuestro aguardiente queda en el recuerdo y en las referencias literarias y artísticas sobre el mismo:
Camilo José Cela lo menciona en varias ocasiones en La Colmena: (...)"fuma tabaco de 90, cuando está a solas, y bebe ojén, buenas copas de ojén, desde que se levanta hasta que se acuesta"(...)
Anita Delgado Briones (maharani de Kapurtala), artista malagueña de la época y casada con un príncipe indio solía pedir en París una copita de ojén.
Picasso en su época cubista inmortalizó la botella de aguardiente con la leyenda de Ojén ("Bodegón español" de 1912, se encuentra en el Museo de Arte Moderno de Villenueve Dascq. Daix de Francia)
También en la heráldica del escudo del municipio una planta de vid hace referencia a este famoso licor.
Añadir que una de las pocas botellas de aquel afamado aguardiente se encuentra en el Ayuntamiento de Ojén, protegida por una hornacina de dunita.

(Málagapedia)

No hay comentarios: