sábado, 19 de noviembre de 2016

Licor de anís

El anís es una bebida alcohólica que proviene de la destilación de semillas de anís. De sabor fuerte cuando se toma seco, llegando a producir quemazón en la garganta por sus cerca de 45 grados de graduación alcohólica, pero mezclado con otras bebidas da un sabor dulce y anisado.
Como una de las principales zonas productoras, y a la vez consumidoras de anís está España (donde tras ser introducido por los árabes, se constituyó como el productor más importante). Países mediterráneos como Francia (con su anisette), Italia (con el sambuca), Grecia y Turquía también figuran como importantes productores del mismo, junto con países centroamericanos y sudamericanos, tales como México, Colombia, Venezuela, entre otros, donde se producen estos aguardientes anisados, con una denominación específica propia de cada país.

Variedades
En cuanto a las diferentes variedades de anís existente, las proporciones de azúcar en su elaboración serán quienes marcarán la clasificación, y así obtenemos:

    Anís seco: cuya composición en azúcar es prácticamente nula, gozando de un sabor fuerte debido a la ausencia de ésta, se presenta con una graduación alcohólica en torno a los 40 grados.

    Anís semiseco: contando éste con un gramaje de azúcar desde los veinte hasta el centenar de gramos por litro, con alrededor de 37-38 grados de alcohol.

    Anís dulce: superando los 100 gramos por litro en su composición, con unos 35 grados de alcohol en su composición.

(Ecured)

No hay comentarios: