martes, 15 de noviembre de 2016

Ratafia - Cataluña y Aragón

La ratafía es un licor elaborado a partir de la maceración de distintos frutos (nuez verde, piel de limón, guindas, clavel rojo), hierbas (menta) y especias (clavos de olor, nuez moscada, canela, rama de zarza) en un alcohol de base, generalmente aguardiente. Según el método y costumbres de la zona geográfica donde se elabore, la composición varia considerablemente.
El nombre, según la mayoría de las fuentes, procedería de la expresión latina "rata fiat" (así sea), enunciada con el vaso de licor en alto para ratificar un acuerdo verbal.

Localización
Se encuentra en distintas regiones del Mediterráneo, especialmente en España, Italia, y Francia, con nombres semejantes: ratafià, ratafia, rataffia, retacía, etc.
En Cataluña la Ratafía Catalana es una Indicación Geográfica Protegida desde el año 1989. En las zonas del norte la tradición está muy arraigada e incluso se sigue elaborando caseramente según recetas transmitidas de padres a hijos, y se celebran ferias para degustar y conocer esta bebida, entre las que se pueden destacar la Feria de Besalú que se hace durante el Puente de la Purísima en diciembre, la Feria de la Ratafia que se hace desde 1981 en Santa Coloma de Farnés durante el mes de octubre o la Fiesta de la Ratafia de Centellas que se suele hacer el primer fin de semana de junio.
En Aragón también se prepara tradicionalmente al menos desde el siglo XVIII, pero bajo el nombre de "Retacía". Perdura sobre todo en las comarcas de Campo de Daroca (Zaragoza) y de Jiloca (Teruel). Allí se prepara sobre todo con guindas, aguardiente, canela, nuez, rama de zarza y flor de clavel rojo, con distintas variaciones según la localidad. La tradición perdura especialmente en la localidad de Calamocha

(Wikipedia)

No hay comentarios: