jueves, 22 de diciembre de 2016

Farinato de Ciudad Rodrigo - Salamanca

El farinato es un embutido español típico de algunas comarcas de las provincias de Salamanca, Zamora y León, en las que se elabora con manteca o grasa de cerdo, pan, harina, pimentón, cebolla, ajo, sal, anises y aguardiente.
Es especialmente popular en Ciudad Rodrigo, donde forma parte de su cultura etnográfica, hasta el punto de que en 2007 se reconoció la Marca de Garantía “Farinato de Ciudad Rodrigo" y donde su popularidad se ha extendido hasta el punto de que al natural o residente de esta localidad es conocido como "farinato", al margen del oficial mirobrigense. Lo cierto es que es un producto típico de la matanza del cerdo que también está presente en otras localidades como es el caso de Villademor de la Vega (León) donde ha sido protagonista de una feria de la tapa.
Su popularidad dio lugar a su expansión geográfica, como es el caso de la montaña leonesa en la que recibe el nombre de androjas. También es conocido en la vecina Portugal con el nombre de "farinheira", aunque su origen se relaciona con la expulsión de los judíos de los reinos de León y Castilla por los Reyes Católicos, ya que éstos lo consumían por estar hecho con manteca de cerdo y no contener como ingrediente la carne del citado animal.
Se elabora principalmente con miga de pan, manteca de cerdo y cebolla, sazonados con sal, pimentón, comino, ajo, cebolla, anís en grano, aguardiente y un poco de aceite de oliva.
Se come frito, frecuentemente con huevos fritos: con una o varias rebanadas de farinato frito, se rompe la yema del huevo frito y se mezcla, comiéndose así el farinato untado con la yema. Puede degustarse también a la plancha, extendido sobre una rebanada de pan recién tostado o en forma de bocadillo. También es común observar en los bares un pincho o tapa que consiste en un huevo de codorniz frito, sobre una tostada, con una rebanada de farinato frito en medio, por el reducido tamaño de este tipo de huevos se ajusta perfectamente a una sola rebanada de farinato.
El farinato, considerado en el pasado como el "chorizo del pobre", ha sido elevado en la actualidad a parte central de algunas de las recetas de la alta cocina salmantina y en uno de los productos más representativos de los que se elaboran en la provincia de Salamanca.

(Wikipedia) 

No hay comentarios: