domingo, 8 de enero de 2017

Anchoas del Cantábrico en aceite

Esta semiconserva de pescado curado en sal, de sabor intenso y rica en omega-3, llegó a España gracias a artesanos italianos que hallaban en el Cantábrico los mejores “bocartes”. El nombre de “bocarte”, por el que también se conoce a esta especie, se debe a la gran boca con la que se alimenta a base de plancton marino.
A pesar de ser la flota vasca -principalmente de Bermeo y Ondarroa- la que más anchoa pesca, Cantabria es la comunidad líder en la producción de este pescado en conserva. Santoña es, de hecho, la localidad con más tradición y concentración de esta industria. Sin embargo, tanto Asturias como Galicia o el País Vasco, también las elaboran de gran calidad.
Pero el origen de la conserva de anchoa hay que buscarlo en los artesanos italianos que a finales del siglo XIX llegaron a España buscando este pescado que escaseaba en sus aguas y que en el Cantábrico encontraban de la mejor calidad.

(Guía de alimentos y bebidas)

No hay comentarios: