martes, 28 de febrero de 2017

Ganivetería (Cuchillería) Roca - Barcelona

Creada en 1911 por Ramon Roca, ha sido dirigida por miembros de esta familia hasta el año 2000, cuando ha pasado a ser administrada por un grupo de cuchilleros. Ganiveteria Roca continúa contabilizando la tradición artesana del gremio de cuchilleros y su afición por el trabajo bien hecho, con la modernización del oficio de acuerdo con las nuevas técnicas . De ahí que mantenga un taller propio de afilado y de reparación y fabricación de piezas por encargo, que forme sus dependientes – verdaderos expertos en herramientas de corte – , y que comercialice una marca propia del grupo de cuchilleros al que pertenece: Esteel.

REFERENTE EN BARCELONA
Este fue el caso de Ramón Roca i Santamaria, que aprendió la maestría en Alemania y Francia y que, al volver, abrió una tienda y un taller, el 13 de noviembre de 1911, en el número 10 de la plaza de Sant Josep Oriol, con su hermano Josep.
Ramon Roca, hijo de Cardona, había aprendido el oficio de daguero en Ripoll y el taller de daguería de su tío, Juan Santamaria, en la barcelonesa calle de Escudellers. Su carácter emprendedor le llevó a conocer las nuevas técnicas en el taller de Monsieur Avelin, en París, y visitar las mejores fábricas de Solingen, dos centros líderes en este oficio.
La experiencia en el extranjero le permitió ser el primero en fabricar artesanalmente navajas de afeitar y bisturís de alta calidad. Para ello, encargó a la casa Aubert Duval, de París, un yunque especial, la misma que actualmente preside la tienda, a fin de satisfacer la demanda de los clientes profesionales, e inició la importación de piezas europeas de primera calidad, obteniendo una popularidad que se extendió por todo el país.

GARANTÍA Y CERTIFICACIÓN
Los escaparates de Ganiveteria Roca han sido galardonados en varias ocasiones.
La empresa ha recibido también el Premio Pimec de 1991 a mujeres empresarias y “La Placa Emblemática” del Ayuntamiento de Barcelona en reconocimiento a “la continuidad de Cuchillería Roca, un negocio centenario”.
El establecimiento forma parte de los elegidos por el Instituto Municipal del Paisaje Urbano y la Calidad de Vida de Barcelona como “Guapos para siempre”, por haber sabido, ante el reto de la modernización, preservar su identidad, mantenerse fieles a su profesión y también a su imagen externa, hasta convertirse en referentes indiscutibles de la vitalidad y el carácter de la ciudad.

No hay comentarios: