lunes, 6 de febrero de 2017

Mirador del Salto del Gitano

Es uno de esos lugares donde tocar el cielo. En este peñaso erguido sobre el río Tajo anida aves como buitres, que sobrevuelan a los que se acercan a visitar este rincón indispensable del Parque Nacional de Monfragüe. Dicen que en árabe Monfrag quería decir “El abismo”.
La leyenda de su nombre la cuentan en Fotonazos: “La cañada real trujillana cruzaba la sierra de las corchuelas por esta zona y aquí confluían multitud de pastores y comerciantes, entonces esta zona de la sierra era la preferida para los bandoleros y sus actos delictivos, la leyenda cuenta que un gitano atemorizaba con sus robos y su navaja a todo el pasaba por aquí, hasta que unos guardias civiles estuvieron a punto de cogerle, pero se les escapó por que dió un salto al otro lado de la sierra cruzando el río dejando a los guardias civiles de piedra…”

(Escapada rural)

No hay comentarios: