martes, 26 de enero de 2010

El Indalo de Almería - Mojácar


La Cueva de los Letreros y más concretamente el Indalo, fueron descubiertos hacia 1868 por el almeriense Antonio Góngora y Martínez. Dicha cueva, que da cobijo al Indalo, fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1924 y posteriormente Patrimonio de la Humanidad.

Durante siglos, antes de la catalogación del Indalo por parte de los estudiosos, fue símbolo de buena suerte y considerado un tótem en el norte y levante de la provincia de Almería, especialmente en Mojácar, donde lo pintaban con almagre para proteger las casas de las tormentas y el mal de ojo.

Los indalianos veían en su enseña un hombre ancestral sosteniendo un arcoiris y simbolizando un pacto entre el hombre y los dioses para evitar futuros diluvios. El estudio del dibujo muestra que la figura no representa otra cosa que un arquero apuntando hacia el ave que vuela sobre él.

La palabra Indalo podría tener su origen en la lengua de los íberos: indal eccius, mensajero de los dioses sin embargo es más reconocido el origen del nombre en homenaje al patrón de la ciudad de Almería, San Indalecio.

En las últimas décadas, el Indalo se ha convertido en el símbolo más representativo de Almería y lo almeriense.

Islote de Es Vedrá - Ibiza


Es Vedrá es un bellísimo islote en la isla de Ibiza, considerado en las islas como lugar mágico, con una enorme ferza enigmática que miles de personas afirman haber sentido.

Investigadores de los fenómenos paranormales aseguran que parece existir una relación directa de la zona con el fenómeno OVNI y afirman que Es Vedrá forma parte del llamado “Triangulo del silencio”, formado entre Es Vedrá, el imponente Peñón de Ifach y la costa suroeste de Mallorca, con efectos muy parecidos al famoso Triangulo de las Bermudas.

Los colombófilos saben perfectamente que en este “Triangulo” las palomas mensajeras pierden el sentido de la orientación.

De la misma manera, hay miles de testigo que afirman haber visto, avistamientos de objetos no identificados, luces, extraños sonidos, visiones, etc en las tranquilas aguas de Es Vedrá o en el mismo islote.

En el famoso “Caso Manises” en el 1979, en el que un avión comercial, se vio acosado por un objeto no identificado en el trayecto Mallorca-Tenerife, obligando a la tripulación a hacer un aterrizaje imprevisto en el aeropuerto valenciano de Manises.

Se da la circunstancia de que fue al estar justo encima de Es Vedrá cuando el comandante avistó el aparato no identificado.

Existe una teoría de una base submarina OVNI y muchos isleños están convencidos de ello.

Sea como sea, esa espectacular mole con forma de pirámide, hace pensar que con su magnetismo y fuerza arropa a las isla de Ibiza y su impresionante imagen provoca inevitablemente a quien lo pueda observar de todo menos indiferencia.

domingo, 17 de enero de 2010

El lagarto de la Magdalena - Jaén


En Jaén, en el antiguo barrio de la Magdalena, frente a la iglesia, existe un manantial que antiguamente daba un chorro de agua del mismo grosor que el cuerpo de un buey. Este manantial era tan famoso que mucha gente acudía para verlo, incluso de lugares lejanos. Es tradición que en el manantial de la Magdalena tenía su guarida un reptil gigantesco, el lagarto de la Magdalena.
El lagarto de la Magdalena era tan voraz que no sólo devoraba a todo incauto que se acercara a la fuente, sino que salía a los caminos y destrozaba los rebaños.
Un día en que los habitantes de Jaén estaban desesperados y no sabían qué hacer para escapar del monstruo, un condenado a muerte que esperaba el cumplimiento de la sentencia se ofreció a enfrentarse con el lagarto si, a cambio, le perdonaban la vida.
Las autoridades accedieron y el preso solicitó un caballo, un cordero y un haz de yesca. Pertrechado con estos elementos, el condenado se acercó al manantial y cuando el lagarto se lanzó contra él, picó espuelas y se alejó a galope perseguido por el saurio. En la huida le arrojó lo que parecía un cordero ensangrentado, que el monstruo tragó de un solo bocado. En realidad era la piel del cordero rellena de yesca encendida.
La combustión de la yesca abrasó las entrañas del animal, que estalló con un estampido formidable. De aquí procede la maldición: «Así revientes como el lagarto de Jaén», o «como el lagarto de la Malena».
Hasta hace poco tiempo, la piel del lagarto se exhibía desplegada en un muro de la iglesia de San Ildefonso, de Jaén. La leyenda del lagarto gigante se recoge también, con algunas variaciones, en Córdoba, en Sevilla, en Navas del Marqués, en Valencia y en otros lugares de España para explicar por qué en ciertas iglesias y catedrales se exponen pieles de lagartos gigantescos rellenas de paja. En realidad pertenecen a caimanes americanos que los conquistadores enviaban a sus pueblos de origen como curiosidad. Algunas acabaron colgadas en las iglesias para representar simbólicamente el silencio con el que se debe conducir el creyente en el templo. Se supone que el cocodrilo es el único animal que no está dotado de sonido característico alguno. Esto no es cierto, pero antiguamente así lo creían.
La leyenda del lagarto nos remite también a las otras leyendas y mitos de héroes que se enfrentan al dragón. Entre los cristianos, el héroe más famoso es san Jorge; entre los árabes, el caballero verde de la tradición sufí, Alkider, que aparece cuando los fieles están en peligro.
Muchas de estas leyendas se incorporaron al folclore cristiano en forma de monstruos representantes del diablo que salían en efigie en las procesiones del Corpus. Quizá el más característico sea la Coca de Redondela (Pontevedra) que los mozos o centulos portan a hombros en tan señalada fecha. La leyenda popular asegura que la Coca salía del mar y raptaba a las muchachas hermosas, hasta que un héroe se enfrentó a ella y la mató.
El episodio se conmemora con una danza de las espadas a cargo de los mozos.

viernes, 8 de enero de 2010

Puerta de Hierro (Madrid)


Colocada hoy en el centro de la carretera de La Coruña, la Puerta de Hierro parece, al que llega o al que sale, antigua entrada del cerramiento madrileño, puerta de Madrid. Nada menos exacto, pese a las apariencias, esta bella puerta nada tiene que ver con la histórica villa ni con sus sucesivos recintos murados.

Fue en 1753 cuando Fernando VI quiso aislar con una alta cerca la real posesión del Pardo. La causa del cerramiento de tan amplio monte la originaron las reclamaciones de los vecinos comarcanos, que se quejaban del daño que en sus campos ocasionaban las reses del antiguo cazadero real.

Para evitar estos males, y también seguramente para reducir la pérdida de las piezas existentes, se hizo esta larga cerca, abriendo en ella varias puertas de acceso; ésta se labró sobre el camino de Madrid a El Pardo como entrada a la posesión desde la villa y corte.Se levantó sobre terrenos en que había estado una venta, llamada del Regidor. Esta formada por un arco de medio punto, enmarcado por pilastras, con contrafuertes laterales adornados de bajo relieves que realizó, con los trofeos militares y los jarrones que la coronan, Juan Domingo Olivieri.

El cerramiento del arco de entrada se hizo con una bella reja de forja, que todavía se conserva, y que fue obra del maestro cerrajero Francisco Barranco.

Situada en el kilómetro 6 de la carretera de La Coruña, quedó en la forma actual en 1914, en la realización de un nuevo trazado de ampliación de la carretera.

(según "Curiosidades de Madrid" de José del Corral)

Tesoro del Carambolo (Camas, Sevilla)


El famoso Tesoro del Carambolo (Camas, Sevilla) se descubrió de manera casual en 1958, durante una reforma en el edificio de Tiro del Pichón en la localidad sevillana de Camas, excavándose este lugar posteriormente por D. Juan de Mata Carriazo.

Está formado por dieciséis placas rectangulares, dos pectorales o colgantes, un collar y dos brazaletes. Estos elementos se encontraban depositados en el interior de una estructura oval, en la que había abundantes huesos de animales y cerámica del tipo que se ha denominado "carambolo", lo que ha hecho pensar en un posible espacio de culto o destinado a algún ritual.

La interpretación más aceptada afirma que servían de exorno para un dignatario religioso o político, o quizás para dos, ya que aunque todos los elementos que componen el tesoro parecen haber salido de un mismo taller, se pueden identificar dos conjuntos en base a la decoración.

Se ha fechado cronológicamente entre los siglos VII - VI a.C

(según la página de Pidpaz)

viernes, 1 de enero de 2010

La reverencia de Francisco I


Reinaba el emperador Carlos V, que se disputaba la hegemonía de Europa con el rey francés Francisco I. En Italia, los galos habían sitiado las tropas españolas en la plaza de Pavía. El marques de Pescara acudía en ayuda de las tropas españolas, cuando recibió una carta del rey francés ofreciendo una cantidad de dinero para que se alejara. El marques le dijo que se guardara el dinero que le haría falta para su rescate. Los galos no pudieron con los españoles, Francisco I fue hecho prisionero y llevado a Madrid.

Se dice que estuvo encarcelado en la Torre de los Lujanes. Días después fue llevado al palacio real por la calle del Codo. Por todos era conocido lo orgulloso que era el rey francés, se rebajo la puerta por donde debía entrar para obligarle a inclinar la cabeza a los caballeros que le esperaban. Francisco se imagino la estratagema, entró de espaldas inclinando la cabeza pero mostrando el trasero a los castellanos.