miércoles, 18 de octubre de 2017

Pedro II y los Albigenses

El tercer rey en participar en la batalla de Las Navas de Tolosa junto a Alfonso VIII y Sancho el Fuerte fue Pedro II de Aragón (1177-1213), padre de Jaime el Conquistador, coronado por Inocencio III, que puso su reino bajo la protección de Roma comprometiéndose, además, a pagar a la Santa Sede un tributo anual, lo que provocó un aumento de la presión fiscal. A cambio, el papa le concedió el favor de que los reyes de Aragón pudieran ser coronados en la Seo de Zaragoza por el arzobispo de Tarragona. Estos beneficios religiosos le permitieron recibir el mencionado apodo.
Lo más llamativo de su mandato fue la lucha histórica contra el pueblo albigense o cátaro [puro, perfecto] que le partió el corazón. Por un lado, fiel a su mote, participó en la cruzada contra los infieles en la región francesa de Occitania, actual región de Languedoc (Carcasona, Toulouse, Albi), que defendían una teoría alejada del dogma católico. Los "hombres buenos" —como se llamaban en realidad- pensaban que los juramentos eran un pecado porque unían a los hombres con el mundo material y su filosofía religiosa defendía el enfrentamiento entre dos mundos en conflicto, el terrenal, creado por Satán, y el espiritual, obra de Dios. Todos los objetos materiales y obras del hombre estaban contaminados por el pecado, creado en el cielo. Una propuesta muy peligrosa en una sociedad analfabeta que cerraba tratos comerciales y particulares con contratos de juramento, sin firmas ni escrituras por medio.
El caso es que esta filosofía de vida recibió un fuerte apoyo popular, incluidos nobles y obispos, haciendo peligrar el poder de la iglesia en aquella zona independiente que se disputaban Francia y Aragón. Había que combatir al enemigo como fuera y en esa labor participaron desde el santo burgales Domingo de Guzmán (natural de Caleruega), fundador de los dominicos, hasta el noble Simón de Montfort, principal protagonista de la cruzada albigense. La población occitana fue asediada durante años, a veces con buenas razones y otras con métodos expeditivos como la hoguera. En Béziers, por ejemplo, gran parte de la población fue asesinada en 1209 a manos de las tropas católicas dirigidas por el prior del Cister y legado papal, Arnaud Amaury, quien pronunció la célebre frase: "Matadlos a todos, que Dios reconocerá a los suyos", haciendo referencia a que era imposible diferenciar entre buenos y malos, es decir, entre herejes y católicos. Muchos historiadores ponen en duda la autenticidad de aquel comentario tan letal.
Ante ese panorama, Pedro II tuvo que decidir entre apoyar la cruzada albigense o defender a su pueblo vasallo de los abusos del barón de Montfort (Raimundo VI, conde de Tolosa y señor del territorio., era cuñado del rey católico), y eligió la segunda opción, contraria a la opinión del papa. En septiembre de 1213 se enfrentaron en el castillo de Muret, cerca de Tolosa (Toulouse), los dos bandos contrarios, por una parte tolosanos y aragoneses, y por otra el Ejército de Simón de Montfort apoyado por el papa Inocencio III. En la batalla perdió la vida Pedro el Católico y la represión contra los cátaros se mantuv© hasta el asedio de la ciudadela de Montsegur (de mayo de 124 marzo de 1244) donde fueron arrojados a la hoguera más de doscientos seguidores en el Prat des Cremats [Prado de los Quemados], al pie de la fortaleza. 
Dicen que el último líder cátaro murió a comienzos del siglo XIV. 
La muerte de Pedro terminó con las pretensiones catalano-aragonesas de anexionarse el Mediodía francés.

(Javier Leralta)

Rodrigo Jiménez de Rada - Un hombre extraordinario


Rodrigo fue uno de los grandes hombres de su tiempo, de eso no hay duda como demuestran los diferentes trabajos publicados sobre su vida. Nació hacia 1180 en la villa navarra de Puente la Reina, importante referencia del Camino de Santiago. Luego estudió leyes, filosofía y teología en las universidades de Bolonia y París llegando a adquirir una gran cultura y a dominar siete idiomas. Hombre de férrea voluntad, enérgico, testarudo, ilustrado y emprendedor, fue el encargado por el rey de Navarra de negociar una paz con Alfonso VIII en 1207, entrevista que sirvió para que el rey de Castilla se fijara en su capacidad y conocimientos. A partir de este hecho sus carreras eclesiástica y política fueron fulgurantes. Sin haber ocupado el puesto de obispo de Osma (Soria), fue elegido arzobispo de Toledo, cargo que llevaba implícita la responsabilidad de canciller del Reino, es decir, sustituto del rey en caso de apuros hereditarios.
Una de sus grandes empresas fue la preparación de la cruzada de Las Navas de Tolosa y la posterior defensa de la frontera del Tajo para evitar nuevos acosos almohades. 
Fiel consejero del rey castellano, estuvo siempre a su lado hasta el último viaje. Su actividad política decayó un poco coincidiendo con la regencia de Enrique I, pero no perdió el tiempo pues en los dos años de su estancia en Roma hizo una defensa en varios idiomas de la primacía de la mitra toledana sobre el resto de las diócesis hispanas que causó gran admiración en la Santa Sede. 
Sus últimos logros fueron la tregua de paz con el Reino de León, ya en tiempos de Fernando III, y la unión de ambas coronas después de la muerte de Alfonso IX de León en 1230.
En el plano de la cultura sobresalió por ser el impulsor de la construcción de la catedral de Toledo y el responsable de otros notables edificios toledanos como la sinagoga de Santa María la Blanca y la iglesia de San Román (actual Museo de los Concilios y Cultura Visigoda); aunque su nombre también aparece asociado a otras grandes obras arquitectónicas como los monasterios de Santa María de Huerta (primer templo del Cister en Castilla) y Fitero, el palacio arzobispal de Alcalá de Henares y la colegiata de Talavera. 
Dentro de su labor literaria hay que mencionar su famosa e imprescindible De rebus hispaniae, la Historia de los Hechos de España, crónica de una importante época de nuestro pasado medieval, y su participación en dos obras de mucha entidad para los investigadores: los Anales Toledanos y la Crónica del Santo Rey Fernando. 
Murió el 10 de junio de 1247 en Ia ciudad francesa de Lyon y su cadáver fue enterrado en su monasterio soriano de Santa María de Huerta no sin antes habérsele extraído sus visceras y cerebro, quizá para el estudio de su talento y buen hacer.
Desde principios del siglo xvi su sepulcro ha sido abierto varias veces por motivos religiosos o razones científicas. En una de ellas (1558) los encargados de su apertura olvidaron colocar de nuevo el almohadón del cardenal, una de las joyas funerarias del ataúd. Está elaborado en tela de lino con hilos de seda de varios colores (oro, plata, rojo, verde, azul). El almohadón era un objeto muy apreciado en la Edad Media y su confección y número de ellos correspondía a la categoría del personaje que podía tener hasta cuatro. En el ajuar también se encontraron las vestimentas propias de un obispo como la mitra, la dalmática, los guantes y los alcorques, los chanclos con suela de corcho de Rodrigo.

(Javier Leralta)

Tarazónica "El Escachamatas"

La vía del Tarazonica ha contemplado durante casi 100 años, el paso de los trenes cargados de viajeros o mercancías, entre las ciudades de Tudela y Tarazona.
La inauguración de esta vía tuvo lugar el 31 de diciembre de 1885, esta fue la primera línea de vía estrecha con que contó Navarra. Y para la localidad de Tarazona suponía el comienzo de la historia del ferrocarril.
El mismo día de su inauguración circuló por la vía el primer tren, partiendo de la estación de Tarazona hacia Tudela, por Malón, Tulebras, Cascante y Murchante.
El tren de la línea Tudela -Tarazona fue popularmente conocido como"Tarazonica" o "Escachamatas", este nombre se debe a la tendencia con la que el tren descarrilaba.
Mi padre que era propietario de una tienda en la Plaza España de Tarazona, para comprar verdura en el Mercado de Tudela viajaba con frecuencia en este tren
Y con una sonrisa me cuenta: "El tren iba tan despacio, que la gente se bajaba y se subía del tren en marcha para coger uva de los campos de la Vega del Queiles"
En 1929 el viaje entre Tudela y Tarazona se prolongaba durante una hora y cinco minutos y su coste era de 3,20 pesetas en primera clase, de 2,40 pesetas en segunda y 1,45 en tercera
El escritor tudelano José María Iribarren, dedicó varias páginas del antiguo ferrocarril en la obra "Retablo de Curiosidades".
Un decreto de 19 de Junio de 1946, dispuso la modernización y normalización del antiguo y desfasado tren, pasándolo de vía estrecha a vía ancha. La renovada línea se inauguró en julio de 1952
Las locomotoras pasan a ser más grandes y los viajeros pueden acceder de vagón a vagón desde el interior
Recuerda mi madre: "Eran tan altos los vagones que para bajar a tus hermanos del tren, las gentes tenían que ayudarme"
En los años sesenta, la línea comenzó a experimentar un progresivo déficit debido a la competencia del transporte en carretera. Y en el año 1970 sólo se conservan los trenes dedicados exclusivamente al transporte de viajeros
El día 31 de diciembre de 1972 se cierra definitivamente la línea de nuestro preciado tarazonica.
Esta locomotora la podemos ver en el Parque de Otoño de Tudela. La locomotora es propiedad de Azucarera y se empleaba para el arrastre de vagones de remolacha entre Tudela y Tarazona

(Visita por el Moncayo)

Sabinar del Ermitaño

El relieve de la sierra de las Mamblas y de los áridos montes que caracterizan el valle del río Arlanza está definido por aparatosas estructuras calcáreas sobre las que se asientan enormes extensiones de sabina albar. Formas caprichosas, pintadas eternamente de verde y modeladas por elementos antojadizos que han reservado el territorio en exclusiva para la vieja, rugosa y áspera sabina. Según algunos autores el sabinar milenario del Arlanza se puede considerar el mejor conservado de todo el planeta. Llegar hasta los troncos de las viejas sabinas que superan los dos mil años de vida no es sencillo. Por algún extraño motivo, que únicamente conoce este mitológico árbol, los ejemplares más curiosos, viejos y sorprendentes, los que han estado creciendo tranquilamente durante siglos viendo pasar en silencio pueblos, héroes e imperios, están en los rincones más desamparados del bosque o en los cantiles cimeros de las montañas. Lugares sin guía ni camino a los que se llega por terrenos pedregosos y deformes que no permiten un paseo tranquilo y sosegado. Cada pisada hay que mirarla, y cada vistazo al paisaje hay que pararse para no tropezar, pero entretenerse en el bosque es fácil porque siempre hay buitres leonados a los que seguir en sus planeos y curiosos árboles para descubrir. Y está el río y su vega, plagada de chopos, sauces y abedules; y los cielos, cargados de nubes y horizontes; y la ilusión por convivir con el bosque durante una parte de su existencia, una vida tan lenta y callada que casi parece eterna. Los sabinares del río Arlanza y sus paisajes forman parte inseparable de la mitología castellana. En estos bosques de aspecto abandonado y alejados de casi todas partes, se han librado legendarios torneos medievales para decidir la posesión de una doncella o el destino de una fortaleza. En las sosegadas aguas del río se han reflejado los rostros de hombres guerreros, de santos eremitas y de caballeros andantes.
(Juan José Alonso)

Valverde de los Arroyos - Guadalajara

Valverde de los Arroyos forma parte de los llamados Pueblos Negros de Guadalajara, de los que en un artículo anterior os proponiamos una ruta en coche, si bien no nos adentrábamos tanto como para llegar a Valverde de los Arroyos. Además de la arquitectura negra del pueblo (propia del aprovechamiento de los recursos naturales de la zona, abundantes en pizarra), también destaca su plaza central, una de la mejor conservadas de la comarca, y Las Chorreras de Despeñalagua, que son unas cascadas consecutivas muy cercanas a la localidad.




martes, 17 de octubre de 2017

La sublevación y expulsión de los moriscos - Alpujarra

Los moriscos de la Alpujarra, el valle de Lecrín y la región de Almería se alzaron en armas. Para someterlos se formaron inmediatamente dos ejércitos que sumaban menos de 6.000 soldados cada uno. Uno de ellos partió hacia Órgiva bajo el mando del marqués de Mondejar que instaló allí su cuartel general. El otro se trasladó a Terque, en la puerta oriental de la Alpujarra.
La sublevación fue encabezada por don Fernando de Valor, que se convirtió al islam adoptando el nombre de Ábén Humeya. En el segundo semestre de 1569 se le unieron los moriscos del Marquesado de Zenete y el valle de la Almanzora, momento en que llegó a contar con 30.000 seguidores.
Desconfiado ante la superioridad numérica de éstos, el rey Felipe II decidió enviar a su hermano don Juan de Austria para hacerse cargo de las operaciones, llegando éste a Granada el 13 de abril. La contienda duró varios años. En enero de 1570 ya se habían reclutado más de 20.000 soldados. Para reducir a los moriscos, que rechazaban el combate en campo abierto y aprovechaban su conocimiento detallado y preciso del territorio para imponerse a las tropas de la corona, éstas tuvieron que asediar los pueblos uno a uno provocando en muchos casos su destrucción.
La guerra civil agotó los recursos y destruyó una gran parte de la infraestructura productiva de la región. Sofocada la revuelta, la monarquía española endureció sus condiciones a los moriscos, que fueron finalmente expulsados entre 1609 y 1613. El territorio fue repoblado con campesinos de Extremadura, Castilla y el norte de Andalucía.
La decadencia de la agricultura y la industria artesana, que tantos siglos de fecundidad vivió, se fue haciendo patente a lo largo del siglo XVII, y el comercio de la seda desapareció a finales del siglo XVIII. Granada perdió así uno de los principales atractivos de sus zocos y foros comerciales.

El roble borracho - Barbadillo del Pez

El lugar, donde se encuentra este roble era el punto de cruce de los caminos que partían a Burgos y a la sierra, donde se despedían los carreteros.
En Barbadillo del Pez se toma la písta que sale desde la parte trasera del pueblo hacia los depósitos; antes de llegar a las terradas de la Malilla, se toma el camino de la izquierda, que se dirige a la ermita de Santa Julita. Se continúa por él y 200 metros después de un cruce que va a la ermita, se llega a este roble.
El árbol se encuentra al borde de uno de los caminos que comunicaban la Sierra de la Demanda con el valle del Arlanza y el alfoz de Burgos. Se unen ahí el camino que viene del valle de Valdelaguna con el que viene de Barbadillo de Herreros y Canales de la Sierra.
El nombre de roble borracho puede deberse a su ubicación en un camino carretero que, en otros tiempos, era utilizado para transportar materias primas de la sierra, como maderas y pez, y también como cordel de merinas. Los carreteros se reunían allí, al borde del árbol, y celebraban fiestas de despedida, separándose los que iban a Burgos de los que se dirigían a otras zonas. Además, cerca de allí, se realizaba una fiesta en las inmediaciones de la ermita de Santa Julita, donde los vecinos sitúan el pueblo abandonado de Cerracín.
---------------------------------------------------
Localidad (Provincia): Barbadillo del Pez (Burgos)
Edad estimada: 500 años
Denominación popular: Roble Borracho

(Antonio Rigueiro)

La maldición del infante rebelde y los testamentos del rey

Las graves acusaciones que había vertido Sancho contra su padre justificando su incapacidad para gobernar fueron respondidas convenientemente por Alfonso X. No olvidemos que el infante había comentado "que el rey está demente y leproso, que es falso y perjuro en muchas cosas, que mata a los hombres sin causa, como mató a don Fadrique y a don Simón". Tales palabras fueron contestadas por el monarca de forma enérgica el 8 de noviembre de 1282, medio año después de los sucesos, con esta sentencia: "Por consiguiente, dado que el sobredicho Sancho nos causó impíamente las graves injurias indicadas y muchas otras que sería largo escribir y referir, sin temor alguno y olvidando de todo punto la reverencia paterna, lo maldecimos, como digno de la maldición paterna, como reprobado por Dios y como digno de ser vituperado por todos los hombres, y viva siempre en adelante víctima de esta maldición divina y humana, y lo desheredamos a él mismo como rebelde contra nosotros, como desobediente, contumaz, ingrato, más aún hijo ingratísimo y degenerado (...)"
Curiosamente un año después (8 de noviembre de 1283), Alfonso X firmaba su testamento en Sevilla con su sello personal, un texto autobiográfico, literario, expresivo y muy duro contra su hijo que dejaba zanjada la discusión del heredero a la corona. Ni derecho tradicional ni nueva legislación, el testamento dejaba fuera de la línea de sucesión a todos sus hijos varones y apostaba por el mayor de sus nietos, es decir, por el infante Alfonso de la Cerda, decisión no deseada por el monarca pero única salida para solucionar el contencioso. No había más opciones aunque el rey, previsor como el que más, introdujo una cláusula inviable y alejada de toda lógica según la cual, en caso de fallecimiento del heredero —aún muy joven— se haría cargo de Castilla el rey de Francia: "porque viene derechamente de línea derecha de donde venimos".
Poco antes de morir, Alfonso X retocó el testamento (10 de enero de 1284) con una segunda revisión o codicilo (disposición de última voluntad) conmovedor donde explicaba el destino de sus pertenencias.
Sus restos mortales serían enterrados en la iglesia de Santa María la Real de Murcia y su corazón en el monte Calvario de Jerusalén, una voluntad no respetada pues su cuerpo fue trasladado a la catedral de Sevilla y su corazón a la de Murcia. El encargado elegido para ejecutar los traslados fue el maestre del Temple Juan Fernández, beneficiado con el caballo y las armas del rey y una suma de mil marcos de plata para misas por su alma cantadas en el Santo Sepulcro. Sus libros y objetos personales más preciados serían enterrados con su cuerpo, entre ellos el Espejo Universal las Tablas Alfonsíes, las Cantigas, el Setenario. Nada de ello se cumplió.
El 23 de marzo de 1284, poco antes de morir, Alfonso X envió al papa una carta comunicándole la intención de perdonar al infante Sancho como recoge su Crónica, aunque el documento en cuestión nunca ha aparecido. 
El día 4 de abril fallecía el rey en Sevilla y con él se cerraba uno de los periodos más gloriosos de la cultura española, sólo equiparable al Siglo de Oro de nuestras letras. Terminaba la Reconquista y el esfuerzo por alcanzar la integración de todos los pueblos peninsulares, judíos, moros y cristianos. No hay duda de que fue un gran rey, un rey desgraciado, sí; desacertado a veces, también; contradictorio, polifacético, pero un rey que ha pasado a la historia con letras mayúsculas que se adelantó a su tiempo en más de un siglo. En definitiva, un rey sabio.

(Javier Leralta)

Taramundi - Asturias

Taramundi, capital del concejo homónimo, esta emplazada a 183 km de Oviedo, en el extremo occidental del Principado, y cuenta con algo menos de 1.000 habitantes. El lugar se beneficia de un magnífico entorno natural, que permite la práctica del senderismo y la realización de diversas actividades al aire libre, por lo que en en los últimos años se ha convertido en un núcleo consagrado al turismo rural. Numerosos paneles con mapas ofrecen información sobre rutas y excursiones por los alrededores.
Elemento distintivo de este concejo es la tradicional dedicación de sus habitantes a la industria del hierro, practicada de forma artesanal con cierta pujanza hasta casi mediados de siglo. En distintos pueblos se instalaron mazos y fraguas, donde se trabajaba el mineral y se fabricaban los distintos instrumentos. Las huellas de estos rudimentarios talleres han desaparecido casi en su totalidad. En Taramundi la actividad del hierro experimentó una transformación que permitió la supervivencia de algunos artesanos, dedicados a la elaboración de navajas y cuchillos muy valorados en toda Asturias.

(Guía azul - Pueblos escogidos)

lunes, 16 de octubre de 2017

Reserva Natural Garganta de los Infiernos

A 15 kms de los Apartamentos Rurales Senderos del Jerte se encuentra la Reserva Natural Garganta de los Infiernos que tiene como roca madre un gran batolito granítico originado hace 350-200 millones de años. Situada en los términos de Tornavacas y Jerte, este espacio natural protegido destaca, además de por su fauna y flora, por su atractivo paisaje, con importantes variaciones altitudinales, que oscilan entre los 600 y los casi 2.300 ms.
Todo este enclave montañoso da lugar a la aparición de diferentes torrentes y gargantas que desembocan en el río Jerte: Garganta de San Martín en Tornavacas y Garganta de los Infiernos en Jerte, que recibe el agua de la Garganta de la Serrá, Asperones y Garganta del Collado de las Yeguas.
La Reserva Natural tiene dos principales entradas, una en Tornavacas, para acceder a la zona de alta montaña y el macizo de Gredos y que cuenta con un Centro de Interpretación de la Trashumancia y la Alta Montaña. Desde Tornavacas se accede a las zonas y cumbres de alta montaña, como las del Alto del Castilfrío (2.324 ms), la Covacha (2.399 ms), cuerda de los Infiernillos (2.281 m.) o el Cerro del Estecillo (2.290 m.) que rodean a la garganta de la Serrá, formando el circo de la Angostura, antiguo valle glaciar que quedó modelado por los hielos cuaternarios.
La otra entrada a la zona baja de la Reserva Natural, más popular y conocida, se encuentra en el término de Jerte en la zona de los Arenales con grandes servicios turísticos en su entorno y el Centro de Interpretación de la Naturaleza, desde donde parte la ruta de los Pilones.

A tener en cuenta:
En verano es posible el baño en la zona baja de la Garganta de los Infiernos.

(Senderos del Jerte)

Una boda con dos novios - Y no eran gays

La boda se celebró en Ferrara y, aunque las cortes pontificias española y austríaca estaban de luto por la muerte de Felipe II, se suspendió la celebración del mismo durante los desposorios.
En la catedral el papa desposó a doña Margarita con el rey Felipe III, representado por el archiduque Alberto, y a continuación se celebró el casamiento del archiduque con la infanta Isabel Clara Eugenia, lo que dio lugar a un pintoresco espectáculo.
La infanta Isabel Clara Eugenia había dado poderes al duque de Sessa para que la representase en la ceremonia, por lo que, muy modosito, éste dio la mano al archiduque y los dos pronunciaron el "Sí, quiero" ritual.
Arrodillados los dos recibieron la bendición nupcial dada por el pontífice. Debía ser cosa digna de ver.
Por la noche se celebró en Ferrara un sarao y baile en honor de la nueva reina, pero ésta no se presentaba a la fiesta, enviando al pontífice una nota en la que le pedía que disculpase su ausencia debido a que por la mañana había comulgado y en los días en que lo hacía no asistía a fiestas. El papa la convenció diciéndole que no había ningún mal en asistir al baile, ya que, aparte de ser éste honesto, ella se debía a sus obligaciones como reina.

(Carlos Fisas)

Leyenda De la Fuente de la Pinada del Tizón - Murcia

Un muchacho, Pepurro, vecino del Palmar, que iba todos los días a por agua, a la pinada de Tizón, se tropieza  misteriosamente, en este lugar, con una mujer anciana que le indica, que si quiere coger agua, tendrá que darle un beso antes, acto que el joven repudia, marchándose asqueado y, profiriendo todo tipo de improperios; cuando llega a su pueblo se lo cuenta a su madre y amigos que se ríen y burlan del muchacho por su reacción. 
Días después, vuelve de nuevo a por agua a la misma Fuente, cuando, se vuelve a visionar a la misma anciana de días atrás, que le vuelve a reiterar tan curiosa (y repelente) petición. El muchacho, pensándoselo mejor, parece recapacitar, entre divertido y curioso, besando a la anciana, que acto seguido, se transforma en una bella princesa mora, la cual le comunica que hasta ese momento, era víctima de un cruel encantamiento. 
Pero el joven, sospechando de las intenciones y las artes de la extraña señora no son de fiar, y sospechando tal vez, que el mismísimo diablo podía estar detrás de todo esto, salió despavorido, como alma que lleva el diablo, plantando a la mujer, y, según cuentan los lugareños, que en adelante dejó de salir agua de dicha fuente hasta nuestros días.

Pino del cortijo Las Cañaicas - Vélez Blanco

En la parte posterior del cortijo se ubica el pino, junto con otros cuatro arboles muy destacados.
Este ejemplar de pino carrasco presenta un magnifico follaje de color verde intenso, que da cuenta de su buen estado de conservación (entre su ramaje descubrimos varios nidos de paloma torcaz). Se eleva alrededor de los 11,50 metros y su perímetro de tronco medido a media altura ronda los 5 metros. Su tamaño es excepcional y algunas de sus ramas principales han crecido, prácticamente paralelas al suelo, por lo que casi lo rozan. En otro tiempo se empleó como sestero del ganado, lo que explica, en parte, el que aparezcan algunas de sus raices en superficie por el pisoteo de los animales. El cortijo de Las Cañaicas se enclava en la comarca de los Vélez, una de las más ricas de Almería en cuanto a patrimonio natural y que alberga unos cuantos árboles monumentales más.

-------------------------------------------------------
Denominación popular: Pino del cortijo
Localidad (Provincia): Velez Blanco (Almería)
Edad estimada: Centenario

(Alberto Rigueiro)

Alfonso el Batallador y la derrota de Fraga

Alfonso I fue un rey inquieto y decidido, siempre moviéndose de un lado a otro en lucha con los musulmanes o poniendo orden en los territorios recién conquistados.
El principio del fin de Alfonso I fue la batalla de Fraga que acabó con las esperanzas de recuperar la ciudad de Lérida para Aragón, uno de los sueños del monarca junto con la conquista de Tortosa (Tarragona). Plazas, por cierto, que aún tardarían en pasar al patrimonio cristiano por un acuerdo entre el conde de Barcelona y el emir musulmán por el que éste se comprometía a pagar doce mil dinares anuales a cambio de la paz, contrato que levantó las iras de Alfonso I como era lógico. El caso es que la batalla de Fraga (1134) fue una escabechina para las tropas aragonesas en la que murieron la mayoría de los caballeros hispanos. Una lluvia de piedras, dardos, lanzas y saetas acabaron con la vida de condes, obispos, abades y soldados.
Alfonso I siempre encabezaba sus mesnadas, iba en la vanguardia de sus ejércitos presumiendo de valor y coraje acompañado de sesenta caballeros que formaban su escolta personal cuando salía de campaña o iba de viaje. Se cuenta como anécdota que poco antes del inicio de las hostilidades, se presentó en el campamento cristiano un monje francés asegurando al rey que con los poderes de Diós y sus plegarias vencerían a los musulmanes. El religioso subió a una colina cercana a las murallas de Fraga para rezar y al poco tiempo recibió una enorme pedrada, procedente de un almajaneque -máquina de guerra árabe- que le arrancó medio cuerpo. Aquello fue una premonición de lo que le esperaba al ejército cristiano.
En el combate se perdieron muchas vidas y muchos objetos de gran valor testimonial como un arca de oro con el Lignum Crucis que Alfonso I le gustaba tener en la tienda de campaña, traído expresamente del monasterio de Sahagún (León).

(Javier Leralta)


domingo, 15 de octubre de 2017

La barretina

Barretina es el típico gorro catalán de lana en forma de bolsa, de color rojo o morado, y a veces con una franja negra alrededor de la abertura, que en su origen se asociaba a marineros y judíos. Se la ha relacionado también con el gorro frigio rojo utilizado desde 1789, tras la Revolución francesa, por los republicanos, simbolismo que pronto se extendería por Europa y los nuevos estados americanos.

Tipología y uso
En sus diferentes variantes se extendía por un buen número de pueblos marineros cristianos del Mediterráneo como Cataluña, Valencia, Ibiza, Alta Provenza, Sicilia, Córcega, Cerdeña, parte de Nápoles y de los Balcanes y en algunas zonas de Portugal. En Cataluña e Ibiza los hombres llevaron barretina hasta finales del siglo XIX, especialmente en las zonas rurales.
Aunque la barretina ha caído en desuso en la vida cotidiana, sigue estando considerada como un símbolo catalanista y se utiliza en actos folclóricos de identidad cultural, como los bailes de sardanas o en las figuras de los belenes. Como tocado indumentario aparece en la iconografía de personajes tan dispares como Jacinto Verdaguer o Salvador Dalí.


(Wikipedia)


Un artista de peso

«La redoma encantada—decía un crítico—es una obra maestra, considerada tal como es en sí: como comedia de magia.
La originalidad del pensamiento capital sobre el que está fundado su argumento, la finura y buen tino con que está desenvuelto y el modo ingenioso y dramático con que se presentan los accesorios, colocan a esta composición en primera línea entre las de su género.»
Vaya otro ejemplo: hallábase de paso en esta corte, por Agosto de 1839, un actor de provincias llamado Joaquín González,
que no llegaba a tener cinco pies de estatura y pesaba 18 arrobas; éste había representado con aplauso en Barcelona,
Valencia, Murcia, Granada, Málaga y Cádiz, una pieza en un acto, de Bretón, titulada El hombre gordo, y como recurso por ver si se conseguía animar el teatro, se contrató por una noche a González, a fin de que representase su obra favorita, para la que tenía condiciones adecuadas como ningún actor. Cayó bien la idea, y El hombre gordo se hizo en el Príncipe once noches, aunque no seguidas, repitiéndose tres veces la función de despedida. 
Lo que no había podido conseguir Víctor Hugo con un chef d'ceuvre, lo consiguió Bretón con un juguete literario y un actor de segundo orden, por más que era indudablemente artista de peso.
González había sido cajista de imprenta. Siéndole luego imposible continuar en la escena, por su gordura, aunque tenía relativamente mucha agilidad, se hizo apuntador; pero también tuvo que abandonar su nueva profesión, porque no había concha donde cupiese.

Txakoli de Alava

Txakoli de Álava (en euskera Arabako Txakolina) es una denominación de origen española para el vino txakoli originario de la zona vitícola del Valle de Ayala, en Álava. A esta denominación pertenecen los municipios de Amurrio, Arceniega, Ayala, Llodio y Oquendo. Fue establecida en 2001 y tiene su sede en Amurrio.
Álava es sobre todo conocida por sus vinos tintos producidos en los viñedos riojanos. Sin embargo, en 2001 se tomó la iniciativa de registrar la denominación de origen Txakoli de Álava. Se cree que el término "Chacolí" puede significar "vino de caserío" o "vino que se hace en el caserío", según el doctor Juan Urueña. De cualquier forma se trata de un producto relacionado con el País Vasco y más concretamente con su zona costera, debido a las peculiaridades climáticas y de suelo, características de esta área geográfica y necesarias para su producción.
Los primeros testimonios escritos hallados muestran que ya en el siglo IX la producción de txakoli en Álava era práctica común y generalizada entre los agricultores en el Valle de Ayala particularmente en Amurrio, Llodio y Ayala. En el cartulario de Valpuesta aparece una referencia en el año 864 de viñas en Retes de Tudela (Artziniega) bajo el reinado del rey asturiano Ordoño I, también en el cartulario de San Millán de la Cogolla, aparecen referencias escritas de que en el año 964 se cultivaban en la Tierra de Ayala vides para la elaboración de vino y concretamente hay fechada una donación de viñedos al desaparecido monasterio de san Victor del barrio de Gardea en Llodio .
Los vinos producidos son de similares características a los chacolís de las otras denominaciones de origen vascas (Vizcaya y Guetaria). Se trata de caldos de un color amarillo característico, notable acidez, frescos y ligeramente espumosos. Pueden adquirirse, además de en el País Vasco, en establecimientos especializados en las principales ciudades españolas o degustarse en los restaurantes vascos de todo el mundo

(Wikipedia)

Una novia para el príncipe

Los médicos de aquella época no conocían todavía los graves inconvenientes de la consanguinidad a la hora de procrear.
El archiduque Carlos, hijo del emperador Fernando I y primo hermano de Felipe, había fallecido siendo marqués de Stiria, dejando quince hijos a su viuda, entre ellos cuatro hijas llamadas Catalina, Gregoria, Leonor y Margarita, posibles candidatas a la mano del príncipe de Asturias.
De las cuatro, Leonor queda descartada por su mala salud, lo que no impedirá que sobreviva a sus tres hermanas.
Cuando se tienen noticias de que Felipe II está interesado en una de las princesas para esposa de su hijo, apresuradamente se llama a un pintor para que haga el retrato de las tres por separado y se envíen los cuadros a Madrid. Para poder identificar a las princesas, a modo de joya, se coloca en el cabello de cada una la inicial de su nombre: una C para Catalina, una G para Gregoria y una M para Margarita.
Cuando llegan los cuadros a la corte española, el rey indica a su hijo que escoja la que le parezca mejor y más atractiva, y entonces tiene lugar este curioso diálogo:
—Hijo mío, contemplad a vuestras primas y escoged a la que más os agrade. ¡Que el Señor guíe vuestro impulso!
—De ningún modo he de consentirlo, padre. Dejo el asunto en manos de vuestra majestad.
—Hijo, yo lo estimo, y con todo estimaré más lo que decidáis vos, puesto que ha de ser la compañera de vuestros cuidados y con quien os desahoguéis de ellos. Y como no quiero que os cueste el sonrojo de explicarme ahora la que elegís, llevaos los cuadros a vuestro cuarto, los reconocéis despacio, y el que más os agrade me lo remitís por medio de un gentilhombre, y en sabiendo vuestro gusto os lo restituiré.
—Yo, padre no tengo más elección que el gusto de vuestra majestad, quien se ha de servir de elegir, estando cierto que la que vos escogiereis, ésa me parecerá la más hermosa, y sin esta circunstancia no me parecerá la más perfecta.
No se puede imaginar conversación más absurda y que demuestre más a las claras la poca voluntad y personalidad del príncipe heredero.
Como dice muy bien González Cremona, el futuro Felipe III no estaba capacitado para gobernar. Y no por falta de capacidades propias, sino por la educación a que fue sometido por su padre.

(Carlos Fisas)

Parque Natural de Gorbeia

El Parque Natural del Gorbeia es el mayor parque natural de Euskadi, con más de 20.000 hectáreas, y se extiende entre las provincias de Vizcaya y Álava, a media hora tanto de Bilbao como de Vitoria.
Toma su nombre de su cumbre más alta, el Gorbeia (Gorbeiagane en euskera) de casi 1.500 metros de altitud, y a lo largo del parque varios ríos que vierten sus aguas en la cuenca mediterránea y la cantábrica. Por sus bosques de hayas y robles, adquiere unos bellísimos colores en otoño. Prepárate para recorrer el parque en alguna de sus rutas de senderismo, perfectamente marcadas y acondicionadas.

Imprescindibles: Hayedo de Otzarreta, Cascada de Gujuli, Cruz del Gorbea (en la cima del monte) y el Karst de Itxina, donde han surgido muchos personajes mitológicos como el "basajaun" que se han hecho famosos con la serie de libros "La Trilogía del Baztán".

(Escapada rural)

sábado, 14 de octubre de 2017

Quejigo del amo - Valdepeñas de Jaén

A UNA ALTITUD DE UNOS 1.300 METROS Y EN UN ENTORNO CONSTITUIDO POR ESTRIBACIONES SERRANAS SUPERIORES A LOS 1.700 METROS DE ALTITUD, ENCUENTRA SU EMPLAZAMIENTO EL QUEJIGO DEL AMO, EN TORNO AL VALLE DEL RÍO QUIEBRAJANO.
Este ejemplar se desarrolla junto con otras quercíneas (alcornoques y otros ejemplares de su misma especie) y coníferas de repoblación (pino laricio y pino carrasco). El paraje conserva, además, un bosque de tejos, único en la comarca y de los pocos existentes en Andalucía.
La estructura de este ejemplar de Quercus faginea, cuya edad se ha estimado superior a los 500 años, es el resultado del carboneo al que, conseguridad, fue sometido en el pasado. Esta práctica, tradicional en la zona y en el resto de Andalucía, consistía en la poda de las ramas para su aprovechamiento como carbón , lo que explica el escaso desarrollo de éstas frente al considerable grosor del tronco de este árbol monumental.
-----------------------------------
Nombre científico: Quercus faginea Lam.
Nombre común: quejigo
Denominación popular: Quejigo del Amo o Quejigo del Carbón
Localidad (Provincia): Valdepeñas de Jaén (Jaén)
Edad estimada: más de 500 años

(Antonio Rigueiro)

Leyenda del Castillo de Monteagudo - Murcia

Un muchacho, Perete, natural de Cabezo de Churra, fue apresado y llevado ante el rey moro del Castillo de Monteagudo, al que sirvió y le enseñó las oscuras artes de la hechicería. Un buen día, aparece de visita en la casa de sus padres, y éstos lo reciben con gran entusiasmo, pero cuando llega el momento de partir hacia el castillo, al llegar al punto más alto de la montaña, entona unas misteriosas palabras que hacen retumbar todo el terreno, como si de un terremoto se tratara. por tres
veces., ¡Ya chie nun! y cómo un archiconocido "Ábrete Sésamo" (pero sin bandoleros a la vista), el monte se abrió, y de él salieron oscuras criaturas tales como pájaros, morciguillos (murciélagos) y mosquitos, que salieron volando, envolviéndose en la negrura de la noche. El muchacho horrorizado por este inesperado suceso, volvió, de nuevo, a repetir aquellas extrañas y mágicas palabras, y apareciendo una poderosa luz, la sima se cerró, engullendo todo el monte y dejando el castillo solo encima de un trozo de peña. Y colorín colorado, esta leyenda se ha acabado.
Moraleja: "No llames a la suerte, porque es una mal mandá, la estás llamando siempre, y no viene jamás. Y es una loca, porque aquel que no la quiere, ese es el que la logra."

(Murcia, tierra de misterios)

La peste negra

La peste negra llegó a ios reinos hispánicos en el peor momento cuando España aún lloraba las consecuencias de un periodo glaciar que había destrozado campos, cosechas y economías domésticas. Las Cortes de Burgos de 1345 se hicieron eco del malestar general del reino con esta declaración: "Hubo una gran mortandad en los ganados, y además la simiente muy tardía por el muy fuerte temporal que ha hecho de muy grandes nieves y de grandes hielos, de manera que la carnes están muy encarecidas y los hombres no las pueden tener".
El hambre cubría los campos de Castilla y para colmo una misteriosa enfermedad llegaba a Europa arruinando ciudades, campos y regiones enteras. Los primeros casos fueron detectados en 1348 sin que la ciencia de entonces pudieran combatirla con armas eficaces como el conocimiento y los medios técnicos. Las dudas y la ignorancia hicieron creer que los judíos o un castigo divino estaban detrás de tanta muerte y el caos se apoderó de conciencias y gobiernos. Nadie sabía muy bien qué estaba pasando y sobre todo, por qué estaba pasando. ¿Qué pecado había cometido el hombre para ser castigado con tanta crueldad? No había respuestas razonables y todas las miradas y reproches iban dirigidos al cielo para encontrar una señal, una explicación, pero nada.
Aquel castigo mortal acabó con el 25 por ciento de la población de Inglaterra y casi con el 50 por ciento de Francia y Alemania. Sólo en Barcelona murieron 38.000 personas y en algunos puntos de Castilla desaparecieron aldeas enteras. La misma "muerte negra" acabó con la vida de Alfonso XI en el Campo de Gibraltar en 1350, por lo que su hijo legítimo Pedro se colocó la corona de Castilla con conocimiento de causa. La peste negra o bubónica, como también se la conoció, asoló la Península durante tres años e igual que vino se marchó, aunque de forma periódica rebrotaba pero sin las consecuencias letales de la "primera mortandad". Los síntomas de la enfermedad aparecían a los pocos días y se manifestaban de manera contundente con cuadros de fiebre, escalofríos, angustia, malestar general, mareos, vómitos, sudores, úlceras y bultos en las articulaciones.
El gran prosista italiano Giovanni Boccaccio (1313-1375) fue el narrador que mejor reflejó la vida en tiempos de muerte. En el Decamerón (los diez días), su principal obra, relata de forma maravillosa la vida de siete jóvenes damas y tres caballeros mozos durante los días que estuvieron refugiados en una villa cercana a Florencia asolada por la peste en 1348. Para pasar el tiempo y entretenerse se dedican a cantar, jugar, bailar y sobre todo a contar historias, cien cuentos e historietas llenas de realidad y fantasía que hicieron de esta "comedia humana" uno de los libros más codiciados de la literatura medieval. En una de sus páginas leemos lo siguiente sobre las manifestaciones de la enfermedad: "le salían a las hembras y a los varones en las ingles y en los sobacos unas hinchazones que alcanzaban el tamaño de una manzana o de un huevo. La gente común llamaba a estos bultos bubas. Y en poco tiempo, estas mortíferas inflamaciones cubrían todas las partes del cuerpo".
En una crónica médica del momento leemos lo siguiente: "Ellos no estaban enfermos más de dos o tres días y morían rápidamente, con el cuerpo casi sano. El que hoy estaba sano, mañana estaba muerto y enterrado. Tenían de repente bubones (bultos) en las axilas, y la aparición de estas bubas era signo infalible de muerte". Ni las sangrías tradicionales ni la extirpación de los bultos aliviaban las penas de los enfermos. El contagio y la transmisión de este tipo de enfermedades era una incógnita para los galenos de aquellos tiempos medievales que tan sólo sabían que las personas que vivían en malas condiciones higiénicas y residían cerca de la costa eran más propensas a la infección debido al calor, la humedad, la miseria y la suciedad. Ya existían indicios de que la rata negra pudiera estar detrás de esta macabra historia y con el tiempo se comprobó la certeza de la duda.
La rata negra, originaria de India, había causado una gran mortandad en Mongolia en aquel tiempo. Al parecer los animales infectados llegaron a Occidente a través de unos navios genoveses procedentes de la península de Crimea (Ucrania), en el Mar Negro. Pero la plaga no la propagaron los roedores, sino las pulgas asociadas a ellos que se mezclaban con las telas, pieles y sacos almacenados en las bodegas de los barcos. De esta manera se difundió la "muerte negra". Después de varias epidemias, a finales del siglo XIX se supo que las pulgas, al chupar la sangre de las ratas infectadas, también ingerían el bacilo {Pasteurella pestis) transmisor de la enfermedad, el cual se reproducía de forma alarmante hasta el punto de cerrar la trompa del insecto que sólo podía liberarse del problema picando a otro roedor o al hombre. Más de seis siglos de misterio.

(Javier Leralta)

viernes, 13 de octubre de 2017

Les riuades de Valencia

Durante el día 13 de octubre de 1957, la lluvia cayó con inusitada fuerza sobre la cuenca del Turia -en algunos puntos superó los 300 litros por m2-, lo que provocó dos enormes crecidas del río -una durante la madrugada del día 14 y otra a las 14.00 horas— que anegaron la ciudad de Valencia, con una cota máxima de 4,20 metros de altura. 
A consecuencia de estas inundaciones, conocidas como la Gran Riuada, se realizó una colosal obra para desviar el cauce del Turia -sufragada con impuestos especiales por los propios valencianos—, que sin duda fue lo que salvó a la ciudad de la terrible riada provocada, el 20 de octubre de 1982, por la rotura de la presa de Tous, que debido a graves defectos de diseño y construcción no pudo contener la enorme cantidad de agua embalsada tras las lluvias torrenciales habidas a causa de una particularmente intensa "gota fría".



El teleférico de Madrid

El Teleférico de Madrid comienza en el paseo del Pintor Rosales y termina en la Casa de Campo. En su trayecto sobrevuela la rosaleda del Parque del Oeste, la estación de cercanías de Príncipe Pío, la ermita de San Antonio de la Florida y el río Manzanares y termina junto a la plaza de los Pasos Perdidos de la Casa de Campo (cerro Garabitas). En esta terminal hay un restaurante-cafetería y un aparcamiento para automóviles y en la del paseo de Rosales otro aparcamiento, con 350 plazas, y un restaurante, El Balcón de Rosales, explotado por la misma empresa propietaria del teleférico.

La Fiesta del Azafrán Consuegra

En la Fiesta del Azafrán de Consuegra el viajero podrá visitar los campos púrpura, presenciar (e incluso participar) en la recolección, monda y tueste del azafrán y en los concursos de extracción de las pequeñas hebras rojas de la flor. Son tres días cargados de historia, cultura, tradicíón y gastronomía, embriagados por el intenso aroma que desprenden las flores, que llenan las calles del municipio.
El acto que suscita mayor atención y participación de público es la monda, consistente en separar el azafrán de la flor. Se trata de un proceso que se realiza de forma completamente manual y en el que se valora tanto la rapidez como la limpieza. Hay tres concursos: el Viernes, de ámbito local; el Sábado por la tarde, de carácter regional; mientras que el Domingo por la mañana se da paso al concurso nacional, donde los participantes deben vestir el traje típico de su localidad.Todo bajo la atenta presencia de Dulcinea, una especie de reina de las fiestas, una dama escogida entre las jóvenes de la ciudad.
El año 2016, el acto de la monda se convirtió en un homenaje a los 359 vecinos que perdieron la vida en las inundaciones de 1891.

(Fiestas de España)



Trevélez - Granada

Es Trevélez el pueblo más importante de la comarca. Se sitúa sobre la falda suroeste del Mulhacen. Desde Busquístar la carretera asciende, siguiendo el valle del río Trevélez, hasta darle alcance. 
Es el pueblo más alto de España; oficialmente se encuentra a 1.476 m aunque su parte más encumbrada alcanza los 1.600 m. Una placa de cerámica a la entrada del pueblo, recuerda al visitante donde se encuentra. Dista 93 km de Granada. 
Inmerso en un paraje de gran belleza, junto a él discurre uno de los mejores ríos trucheros de la comarca. 
Pero ante todo, es famoso Trevélez por sus jamones curados por el sano aire de la Sierra que ya entusiasmaron a la reina Isabel II en el siglo pasado. La fama de los perniles traspasó las fronteras, llegando hasta Versalles, de la mano de aquellos mariscales que intentaron aplastar, sin éxito, la resistencia que oponían algunos pueblos alpujarreños durante la guerra de la Independencia. En la actualidad, son menos las piezas de la propia tierra que los de otras regiones.

(Guía azul - Pueblos escogidos)

Los precios de la claque

Andrés Avelino Artís "Sempronio", relata en uno de sus libros, "Quan Barcelona portava barret", las tarifas de la claque en algún teatro. Antonio Gil y Corraliza, jefe de la claque del Liceo barcelonés, procedente del Teatro Real de Madrid, tenía la siguiente tarifa:
«Aplausos corrientes al final de cada acto, 10 pesetas. 
Por gritar "Tú solo" al final del segundo acto, 125 pesetas. 
Por cada subida de telón, 20 pesetas. 
Por cada "Chist" reclamando silencio, 15 pesetas. 
Por un "Admirable", 50 pesetas. 
Y así sucesivamente.»

(Carlos Fisas)



Verbenas moras


Bien es verdad que entre los moros españoles era muy popular también la fiesta de San Juan, desde antiguo, y una de las mas veneradas de ellos.
Nuestros árabes festejaban ese día con grandes regocijos y corriendo toros y cañas, como se desprende del siguiente fragmento de un viejo romance morisco: 

La mañana de San Juan, 
al punto que alboreaba, 
grande fiesta hacen los moros 
por la vega de Granada, 
revolviendo los caballos
y jugando con las lanzas.....

Y sus bellas mujeres, aquellas fascinadoras beldades de rasgados ojos de azabache y de embriagador mirar, cuyas misteriosas endechas aún parecen oírse, en el silencio de la serena noche, bajo las quejumbrosas alamedas del Guadalquivir o tras las bordadas ventanas de la Alhambra, bajaban a sus orientales vergeles a coger flores y tejer guirnaldas, acompañadas de sus damas y de sus esclavas que las entretenían dulcemente con sus cantares.

jueves, 12 de octubre de 2017

Pino del Canal del Guadalmellato

POSEE UN ANCHO TRONCO QUE SE RAMIFICA A BAJA ALTURA EN DIFERENTES RAMAS MAESTRAS MUY GRUESAS.
El elemento morfólógico que merece ser especialmente resaltado en este pino piñonero es el tronco. En primer lugar, por el perímetro que presenta, 4,30 metros en la base, y en segundo, porque se bifurca muy pronto en diferentes ramas maestras muy gruesas. Se eleva a buena altura, 23 metros, conformando una copa amplia y aparasolada, que proyecta un área de 432 m², característica de la especie.
El estado de conservación no es del todo bueno, ya que en el año 2000 se desprendió una rama y la copa ha perdido densidad; también se están comenzando a producir fracturas debido al peso de algunas de las ramas principales.
El pino crece en los alrededores del Polígono Industrial de Chinales, zona a la que hace un tiempo se le denominaba con el nombre de "Cementerio de los protestantes".
-----------------
Nombre científico: Pinus pinea L.
Nombre común: pino
Denominación popular: Pino del canal del Guadalmellato
Localidad: Córdoba
Edad estimada: centenario

(Antonio Rigueiro) 

Sabinar de Punta Entinas - El Ejido y Roquetas de Mar

Punta Entinas-Sabinar es el nombre que recibe un paraje natural, así como la reserva natural que en él se incluye, situado entre los términos municipales de El Ejido y Roquetas de Mar —ambos en la provincia de Almería, España—.

Localización y extensión
El espacio natural se sitúa en el extremo suroccidental de la provincia de Almería. Ocupa una extensión máxima de 1944.76 hectáreas —el Paraje Natural—, mientras que la Reserva Natural que alberga tiene una extensión aproximada de 785 hectáreas.

Descripción general
El Paraje Natural Punta Entinas-Sabinar está formado por un conjunto de dunas cercanas al litoral mediterráneo, entre las que se sitúan charcas (también llamadas "charcones"), dando lugar a diferentes biotipos, dentro de un ecosistema sub-árido mediterráneo.

Clima
La temperatura media anual está en torno a los 18º C, mientras que las precipitaciones anuales medias se sitúan entre los 200 y los 250 mm.

Flora y fauna
Las especies vegetales predominantes que pueden encontrarse en este ecosistema son las sabinas suaves (Juniperus Phoenicea), que dan nombre al Paraje, Sabinar, y los lentiscos (Pistacia lentiscus). Sobre los terrenos más salinos prolifera la vegetación halófila como la de la familia de las Quenopodiáceas (sosas, alacraneras), y en general por todo el Paraje Natural podremos encontrar cambroneras (Lycium intrincatum), cañas comunes (Arundo donax), juncos espinosos (Juncus acutus), bolaga o bufalaga marina (Thymelaea hirsuta), azufaifos (Ziziphus lotus), lavanda de mar (Limonium vulgare), margarita de mar (Asteriscus maritimus), oruga marítima o roqueta de mar (Cakile maritima), pegamoscas o melera (Ononis natrix) y el carrizal (Phragmites australis). Alguna planta parásita como el jopo de lobo (Cynomorium coccineum). Junto a estas plantas autóctonas aparecen otras alóctonas como la árbol del tabaco, tabaco negro o tabaco moruno (Nicotiana glauca), procedente de Sudamérica.
También el fondo marino es rico en flora y fauna, incluyendo las praderas de Posidonia oceanica más occidentales del Mediterráneo.
El flamenco europeo es un ave habitual en las charcas del paraje.
En cuanto a fauna, cabe remarcar el interés ornitológico de la zona, donde pueden observarse decenas de especies de aves, tales como gaviotas de Audouin (Larus audouinii) o aves del género Phoenicopterus (flamencos). Por toda la extensión del Paraje Natural en sus charcas, habitan especies fundamentales, muchas catalogadas como vulnerables o en peligro de extinción. Puede observarse a la focha común (Fulica atra), al ánade real o azulón (Anas platyrhynchos), la malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala) y el correlimos común (Calidris alpina).

Figuras de protección medioambiental
El espacio de Punta Entinas-Sabinar fue declarado Paraje Natural y Reserva Natural en 1989, con la aprobación de la Ley 2/1989 del 18 de julio, por parte del Parlamento de Andalucía.1
También posee la figura de protección de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), y desde el 27 de enero de 2006, el Paraje Natural es uno de los humedales pertenecientes al Convenio de Ramsar de 1971.

Conservación
Los factores principales que amenazan este espacio natural son la proximidad de los cultivos intensivos bajo plástico —invernaderos— y el crecimiento urbanístico debido al turismo en la zona.
El día 7 de julio de 2007 se constituyó la Fundación Punta Entinas-Sabinar e Isla de Alborán, sobre la base de la figura jurídica de una Fundación bajo el protectorado de la Junta de Andalucía, con el fin de proteger, conservar, defender y recuperar el Paraje Natural de Punta Entinas y de la Isla de Alborán, acuerdos que se elevaron a público ante notario el día 26 de diciembre de 2007.
Por Resolución de 3 de febrero de 2010 de la Secretaría General de Planificación, Cambio Climático y Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía sale a información pública el decreto para la aprobación del nuevo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN). Diversos grupos ecologistas y conservacionistas coordinan la presentación de las distintas alegaciones al proyecto de nuevo PORN, que tendrá una vigencia de 8 años

Pino Doncel de Teldeche - Hellín

LAS DIMENSIONES DE SU TRONCO SON DE LAS MAYORES CONOCIDAS, AL MENOS EN EL ÁMBITO DEL SUDESTE IBÉRICO. SE ENCUENTRA EN UN PARAJE DONDE SE UBICAN UNA VEINTENA DE PINOS DONCELES EXCEPCIONALES, QUE DAN AL
CONJUNTO UN VALOR ÚNICO. 
Posee una copa aparasolada, abierta, bastante regular. Se ramifica en cinco brazos (uno de ellos cortado) a unos dos metros del suelo. Su gran envergadura y su altivo porte le confieren un aspecto grandioso.
Crece en suelos profundos, ricos en nutrientes con abundante humedad freática. A escasos metros existe un canal, que se utiliza para el anegamiento de los arrozales de la zona y el riego de otros cultivos. Aunque los otros pinos próximos se encuentran entre almendros y otros cultivos, este ejemplar se ubica en un ribazo próximo a un bancal no cultivado.
------------------
Nombre científico: Pinus pinea
Nombre común: pino piñonero, pino doncel, pino real
Denominación popular: Pino de Tedelche
Localidad (Provincia): Hellín (Albacete)
Edad estimada: centenario

(Antonio Rigueiro)